top of page

Acero Inoxidable 304 Versus Acero Inoxidable 316



  • ¿Qué es el ACERO INOXIDABLE?

El acero inoxidable es un tipo de acero que contiene cromo como elemento principal en su composición, lo que le confiere una alta resistencia a la corrosión. Además del cromo, también puede contener otros elementos como níquel, molibdeno y manganeso, que contribuyen a sus propiedades específicas.

La característica distintiva del acero inoxidable es su capacidad para formar una capa pasiva de óxido de cromo en su superficie cuando se expone al aire o al agua. Esta capa pasiva actúa como una barrera protectora, impidiendo que los agentes corrosivos lleguen al interior del material y lo dañen. Como resultado, el acero inoxidable es altamente resistente a la corrosión, lo que lo hace ideal para una amplia gama de aplicaciones en las que se requiere durabilidad y resistencia a la oxidación.

Además de su resistencia a la corrosión, el acero inoxidable también presenta otras propiedades deseables, como una alta resistencia mecánica, buena tenacidad, resistencia a altas temperaturas y facilidad de limpieza. Estas características hacen que el acero inoxidable sea ampliamente utilizado en numerosas industrias, incluyendo la construcción, la industria alimentaria, la industria química, la medicina, la joyería y la fabricación de utensilios de cocina, entre otras.

Existen diferentes grados de acero inoxidable, como el mencionado acero inoxidable 304 y 316, que se seleccionan según las necesidades específicas de cada aplicación. Cada grado tiene su propia composición química y propiedades particulares que los hacen adecuados para diferentes entornos y condiciones de uso.


  • ACERO INOXIDABLE 304

El acero inoxidable 304 y el acero inoxidable 316 son dos grados comunes de acero inoxidable utilizados en una variedad de aplicaciones. Si bien ambos son aceros inoxidables, hay algunas diferencias importantes entre ellos en términos de composición química y propiedades físicas.

ELACERO INOXIDABLE AISI 304, también conocido como acero inoxidable "18-8", contiene un 18% de cromo y un 8% de níquel en su composición. Es uno de los grados de acero inoxidable más comunes y se utiliza ampliamente en aplicaciones domésticas e industriales. El acero inoxidable 304 es resistente a la corrosión en ambientes normales y es adecuado para su uso en productos químicos, alimentos y aplicaciones médicas. Se utiliza para todo lo que es mobiliario de laboratorio.

Estos son mobiliarios que realizamos en Acero a medida para laboratorios. Para ver mas de nuestros productos aqui.

Para ver con que laboratorios ya trabajamos y entregamos productos aqui.


USOS COMUNES PARA EL ACERO INOXIDABLE 304:

  • Carros de laboratorio

  • Alacenas

  • Mesas de trabajo para laboratorios


  • EL ACERO INOXIDABLE AISI 316

Contiene un 16% de cromo, un 10% de níquel y un 2% de molibdeno. La adición de molibdeno le confiere una mayor resistencia a la corrosión en ambientes agresivos, como aquellos con alta concentración de cloruros o exposición a la sal marina. Debido a su resistencia mejorada a la corrosión, el acero inoxidable 316 se utiliza comúnmente en aplicaciones marinas, equipos médicos, plantas de procesamiento químico y aplicaciones donde se requiere una alta resistencia a la corrosión.

En términos de resistencia mecánica, el acero inoxidable 316 es ligeramente más fuerte que el 304. Sin embargo, la diferencia en resistencia no suele ser significativa para la mayoría de las aplicaciones.



En Acero a medida fabricamos reactores industriales para industria farmacéutica para ver mas de nuestros productos aqui.

Se utiliza acero inoxidable AISI316 en reactores que tienen contacto con productos químicos debido a su resistencia general a la corrosión y su capacidad para mantener su integridad en una amplia gama de ambientes químicos.

Los reactores farmacéuticos a menudo están expuestos a productos químicos agresivos, como ácidos, solventes orgánicos y agentes de limpieza fuertes. El acero inoxidable 316 ofrece una excelente resistencia a la corrosión en estos entornos, lo que garantiza la integridad del reactor y evita la contaminación del producto farmacéutico.



Además, el acero inoxidable 316 es altamente resistente a la formación de precipitados y productos de corrosión, lo que es esencial en la fabricación de productos farmacéuticos para mantener la pureza y la calidad del producto final.

Otra razón por la cual se utiliza el acero inoxidable 316 en reactores farmacéuticos es su facilidad de limpieza y resistencia a la formación de películas y residuos. El acero inoxidable 316 tiene una superficie lisa y no porosa, lo que evita la acumulación de partículas y facilita la limpieza y esterilización efectiva.


Tanque de almacenamiento industrial parte interna realizado con Acero inoxidable AISI 316 pulido espejo.

Parte externa y las patas: Acero inoxidable AISI 304.

Para ver todos los tanques de alamacenamiento que realizamos en Acero a Medida aqui.














En resumen, mientras que el acero inoxidable 304 es adecuado para aplicaciones generales y menos exigentes en términos de resistencia a la corrosión, el acero inoxidable 316 es preferible cuando se necesita una mayor resistencia a la corrosión, especialmente en ambientes agresivos. La elección entre ellos dependerá de los requisitos específicos de la aplicación y del entorno en el que se utilizará el acero inoxidable. Si necesitas un producto ya sea mobiliario para laboratorio , gastronomia o bien de uso personal, no dudes en contactarnos que en Acero a medida contamos con hingenieros que se ocupan de realizar el diseño y ayudarlo con todas las dudas.



111 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page